Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Monday, January 15th, 2018

El renacer de uno de los elementos decorativos del Modernismo: el mosaico hidráulico

El mosaico hidráulico vuelve convertido en un elemento decorativo que aporta un toque vintage al hogar, pero ahora ya no solo lo encontramos en los suelos.

Suelos-hidraulicos-en-el-recibidor

La historia del mosaico abarca desde los antiguos romanos al Modernismo, época en la que aparecen las primeras referencias al mosaico hidráulico (este fue presentado en la Exposición Universal de París de 1867 como alternativa al mosaico clásico de mármol). La presencia de este elemento de diseño en los suelos de las residencias burguesas tuvo su auge a finales del siglo XIX y principios del XX, y todavía hoy lo podemos encontrar en algunos inmuebles de los barrios del centro de la ciudad de Valencia como El Ensanche.

En la actualidad, quien posee uno de estos exquisitos suelos hidráulicos no lo cubrirá con madera o mármol, sino que lo mantendrá e, incluso, lo restaurará. No por nada se considera la cerámica valenciana un elemento cultural muy apreciado a nivel local, pero también a nivel internacional. Motivos geométricos o estampas costumbristas con escenas de la naturaleza decoran cada una de las baldosas que revisten todo el suelo de estas singulares viviendas o algunas de sus habitaciones e, incluso, pueden disponerse a modo de alfombra, enmarcada con una cenefa.

El mosaico hidráulico recibe su nombre de su proceso de fabricación: una pasta de cemento que se comprime mediante una prensa hidráulica y que, posteriormente, se decora con pigmentos. Su proceso de fabricación es bastante sencillo lo que hace posible que puedan crearse diseños nuevos o personalizados a precios asequibles, aunque también está la opción de recurrir a otras variantes como el vinilo, la madera o el laminado. Los hay muy coloridos, pero si lo prefiere también existen técnicas con las que se envejecen las baldosas para darles un aire antiguo.

Mosaico hidráulico con motivo floral

En este piso, situado en la Calle Jorge Juan de Valencia, se ha empleado este tipo de suelos decorativos. La propiedad de 183m2 es muy luminosa y cuenta con altos techos y grandes ventanas con vistas a dos de las calles más importantes de Valencia.

La vivienda destaca por su gran encanto y sus exquisitos suelos hidráulicos con diferentes diseños florales enmarcados que ya desde el recibidor nos dan una idea del estilo que predomina en toda la propiedad.

Elegante salón con suelos hidráulicos

El mosaico se ha conservado perfectamente y forma parte de los elementos originales que pueden encontrarse en el edificio en el que está la vivienda. Este, además, es uno de los más bonitos de la zona y ofrece vistas directas del Mercado de Colón, construcción de estilo modernista que se ha convertido en punto de encuentro de moda en Valencia por su variedad de bares y restaurantes.

Pero si piensan que este elemento modernista está presente solo en los inmuebles del centro de la ciudad y sus inmediaciones, están equivocados. Debido a su resistencia y solidez es el material perfecto tanto para interiores como para exteriores y aunque es muy impermeable y, por tanto, más resbaladizo que el hormigón, existen tratamientos antideslizantes.

Como mencionamos anteriormente se producen en diferentes formas y colores, por lo que combinan perfectamente con la decoración de estilo clásico, pero también con el estilo nórdico moderno. Lo más innovador es que este elemento decorativo ya no se encuentra solo en los suelos, sino también en paredes y mobiliario como, por ejemplo, cabeceros.

Dormitorio con encantador suelo en mosaico

Etiquetas

¿Le ha parecido interesante?
Reciba un email con cada nuevo artículo
  RSS  

TAMBIÉN LE PUEDE GUSTAR