Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Thursday, June 29th, 2017

La profesión de mediador inmobiliario y la importancia de su regulación

Elegante propiedad situada en El Ensanche (Valencia)Hoy en día en España la profesión de mediador inmobiliario no está normalizada, pero esto no ha sido así siempre, ya que desde el año 1981 al 2000 esta profesión estuvo regulada por un Real Decreto por el que se estableció la oficialidad de los Estatutos Generales y Colegios Oficiales de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API). Como consecuencia de la anulación de dicho decreto en el 2000, la profesión de mediador inmobiliario no está sujeta a ningún tipo de reglamentación o control estatal u oficial, por lo que cualquier persona puede ejercerla libremente sin poseer un título o pertenecer a un Colegio.

Debido a la falta de pruebas de acceso para trabajar como mediador inmobiliario que certifiquen la aptitud profesional y la falta de supervisión de labores de tanta importancia como la compraventa de bienes raíces, hoy en día no se puede garantizar que aquellos que actualmente trabajan en este sector disponen de la preparación o la formación necesarias para ejercer esta profesión. Tampoco hay garantía en cuanto a los conocimientos y el grado de información sobre cambios y novedades en el ámbito financiero y legal que surgen en el día a día y pueden crear un contratiempo.

En la actualidad, Cataluña es la única comunidad que regula esta profesión mediante un registro de agentes inmobiliarios. Además, por normativa estos están obligados a tener una formación oficial, un seguro de responsabilidad civil y otro de indemnización.

Apartamento de estilo moderno en ValenciaEs necesario que estas mismas medidas se lleven a cabo en el resto del Estado, ya que las consecuencias de la mala praxis o las negligencias cometidas por un mediador inmobiliario tanto por su falta de deontología profesional o simplemente por ignorancia no solo contribuyen a la mala reputación de la que goza la actividad desde hace varios años, sino que afectan directamente al comprador o vendedor.

En Rimontgó consideramos necesario la regularización de la profesión de mediador inmobiliario a través de pruebas oficiales, control de las actividades, así como una evaluación continua y la posesión de un seguro de responsabilidad civil, todo ello para favorecer tanto a la profesión en sí como a los clientes, ya que les garantizaría un servicio fiable y los profesionales del sector recobrarían de nuevo su prestigio.

Etiquetas

¿Le ha parecido interesante?
Reciba un email con cada nuevo artículo
  RSS  
TAMBIÉN LE PUEDE GUSTAR