Comprar en Grecia

Los ciudadanos de la Unión Europea pueden adquirir propiedades en cualquier lugar en Grecia. Los que no lo sean, pueden comprar en la mayoría de áreas, pero algunas regiones fronterizas tienen restricciones. En estas zonas, el potencial comprador tiene que obtener un permiso del gobierno local.

Valores de propiedad

Hay dos tipos de sistemas de valoración de la propiedad en Grecia. Uno es el ‘valor objetivo’ (‘antikimeniki axia’) y el otro es el ‘valor de mercado’ (‘emboriki axia’). El ‘valor objetivo’ se calcula por la oficina local de impuestos y es un valor estimado que el gobierno establece para una propiedad específica. El ‘valor de mercado’ es el valor realmente alcanzado en el mercado por el libre albedrío de la oferta y la demanda. Es una práctica común en Grecia señalar el ‘valor objetivo’ como el valor de la propiedad en el contrato de compra.

Impuestos

Los impuestos se calculan en función del valor de la propiedad establecido en el contrato. El comprador paga un impuesto de entre el 11% y el 13% del valor en el momento de la venta, excepto en casas construidas en 2006 o a posteriori, para las que paga un impuesto sobre el valor añadido del 19% más un 1% de impuesto sobre la compra. En el caso de casas construidas con anterioridad a 2006 que han sido vendidas posteriormente, el comprador paga un 1% de impuesto sobre la compra.

Tarifas profesionales

Para poder concluir la transacción de una propiedad en Grecia es necesario contratar tanto un abogado como un notario (‘symvoleografos‘). El abogado investiga la escritura de la propiedad y se asegura de que no haya reclamaciones sobre ella. El notario registra la venta y paga varios gastos locales derivados de la transacción. Las tarifas del abogado y el notario normalmente suman un 4% del precio de compra.

Tarifas de la agencia

En Grecia es habitual tanto para vendedor como para comprador el pagar una comisión al agente inmobiliario por sus servicios. El agente pedirá a cada parte firmar un acuerdo sobre la comisión antes de empezar con su trabajo. El pago del vendedor al agente varía entre el 2% y el 5% del precio de venta, dependiendo del nivel de servicios publicitarios. La tarifa del comprador varía entre el 2% y el 3% del precio de compra. El agente debe también recaudar el impuesto sobre la venta del 19%.