Comprar en Austria

Comprar una propiedad en Austria es básicamente igual que en el resto de la Unión Europea, pero con algunas variaciones locales.

Según la forma normal de proceder, el comprador hace una oferta de compra incluyendo las características principales cruciales para el consiguiente contrato de adquisición, preparado por un abogado o un notario. La firma del contrato ha de estar documentada por un notario para su registro.

El contrato consta de dos etapas. En primer lugar, cuando la oferta (incluso verbal o escrita a mano) es aceptada, es vinculante, según la ley austríaca, aunque todo lo que no sea un contrato escrito es difícil de demostrar. El segundo paso para obtener una propiedad inmobiliaria es inscribirse en el registro de la propiedad.

Durante estas dos fases, el precio de compra (o partes del mismo) se abona en un depósito bloqueado en garantía (escrow account) establecido por el abogado o el notario en el contrato. Estos procedimiento están notablemente regulados, así que prácticamente no existe riesgo en la transferencia de capital en un traspaso inmobiliario. El vendedor obtiene su dinero después de que el comprador haya cumplido los términos del acuerdo legal y financiero.

Dependiendo del plazo de tiempo establecido entre la firma del contrato y la entrega de la propiedad, los plazos del pago pueden variar.

Traspaso de suelo:

En general, todos los ciudadanos de la UE tiene los mismos derechos que que los compradores austríacos. Aún así, hay diferencias legales entre los nueve estados austríacos. Las diferentes leyes de traspaso de suelo son ejecutadas por las corporaciones locales controladas por las autoridades estatales.

Los ciudadanos de la UE tienen todo el derecho de adquirir residencias permanentes. Los ciudadanos de fuera de la UE necesitan un permiso especial que tarda unos meses y sólo se concede si el comprador va a trabajar en Austria o si hay alguna otra razón beneficiosa para el interés común.

La adquisición de una segunda residencia tiene más restricciones en varios estados del oeste de Austria, mientras que es más libre en los estados centrales y orientales. Los más restrictivos son Tirol y Vorarlberg, y de forma similar Salzburgo y Carintia. Los más liberales son Alta Austria, Baja Austria, Burgenland y Viena.

Los alcaldes deciden qué o cuántas propiedades en un municipio o en una región tienen uso autorizado como segunda residencia. En general, las segundas residencias ya existentes pueden ser vendidas/adquiridas con este uso garantizado. En muchas regiones no existen áreas dedicadas a la segunda residencia. Existen impuestos anuales que gravan las segundas residencias pero no son especialmente altos.

Algo con lo que es difícil trabajar es el hecho de que algunas restricciones legales no han sido ejecutadas en algunos estados durante años.

Información adicional sobre el proceso de compra en Austria:

En Austria existen restricciones acerca de la compra de segundas residencias. En general, la compra de una segunda residencia ha de ser aprobada por las autoridades locales. Aún así, los ciudadanos de la Unión Europea pueden adquirir propiedades inmobiliarias sin restricciones en caso de establecer su residencia legal en Austria.

La venta de propiedades requiere un contrato de venta certificado ante notario, a partir del cual el precio de compra se abona en un depósito bloqueado en garantía (escrow account). La propiedad se transfiere con la inscripción en el registro de la propiedad.

Los costes asociados pueden incluir las tarifas de abogados, las de los notarios (1% o 2% del precio de venta más el IVA), las tasas de registro (1%), y el impuesto de transmisiones patrimoniales (3,5% del precio de venta).

Las comisiones de los agentes inmobiliarios pueden variar, pero generalmente estarán en torno al 3% del precio de compra (más IVA), tanto para el comprador como para el vendedor.

Alguna información sobre el mercado actual:

El precio de un apartamento de lujo en Viena está en la actualidad entre los 4 000€ y los 10 000€ por m².

Las casas (no adosadas), chalets y propiedades similares oscilan entre los 3 000€ y los 6 000€ por m² en Viena.

Una villa de tamaño medio bien situada costará entre 1,5 y 2 millones de euros en Viena.

Las zonas más buscadas en Viena son el centro y los distritos 13, 18 y 19.

Viena tiene un nivel de vida muy alto, y en la actualidad, resulta muy popular para la gente de alto poder adquisitivo de Europa del Este el hecho de tener una segunda casa en el centro de Viena. Los precios de los apartamentos de lujo se han incrementado drásticamente en los últimos años.

El impuesto sobre la riqueza en Austria es inferior al de muchos otros países europeos.